• Compruebe que los cables estén conectados a los puertos correctos en el monitor y en dispositivo de Room o el equipo portátil.

  • Compruebe que haya seleccionado la entrada correcta en el monitor.

  • Intercambie el cable sospechoso con otro cable estándar. Utilice uno cumpla con las especificaciones para el tipo de cable. Si utiliza cables en los límites de las especificaciones de longitud, pruebe con un cable que cumpla con las especificaciones y no tenga extensores, divisores o convertidores adjuntos. Luego, reinicie todos los equipos.

  • Compruebe que el cable funcione con otros equipos.

  • Confirme que se muestre otro dispositivo conectado a la misma entrada en la pantalla de forma adecuada.

  • Si es posible, conecte el sistema de video o el equipo portátil a otro monitor para verificar si el problema se encuentra en el monitor.